Internet Explorer is no longer supported

Please use a current browser!

Teléfono móvil cargándose sobre la mesa.

El teléfono móvil carga lento

La batería no siempre es el culpable si su teléfono móvil carga lento. Encuentre y solucione con nuestros consejos posibles causas del problema.

9 minutos de lectura

De un vistazo: El teléfono móvil carga lento

  • Compruebe en primer lugar si el cable de carga y la fuente de alimentación están en buen estado. Si procede, retire la suciedad del puerto USB
  • Averigüe si la fuente de alimentación suministra una corriente de carga demasiado baja
  • Identifique las apps devoradoras de energía
  • Durante la carga, no utilice el teléfono móvil para ver películas o jugar
  • Cierre antes de la carga todas las apps abiertas. O lo que es mejor: ponga el teléfono móvil en modo avión
  • ¿Es mejor cargar el teléfono móvil rápido o despacio?

    La carga rápida no daña el teléfono móvil, puesto que el proceso de carga se ralentiza al llegar aprox. al 80 % para no dañar la batería. Si se carga despacio el teléfono móvil y se deja a menudo en el cargador al 100 % de carga, se reduce más la capacidad de carga. Lo más respetuoso con la batería es recargar el teléfono móvil hasta el 80 por ciento y volver a conectarlo con al menos el 20 por ciento. Tratamos este tema de forma pormenorizada en nuestro artículo Cargar correctamente el teléfono móvil.

  • ¿Puedo cargar mi teléfono móvil mientras lo uso?

    Sí, pero si carga su teléfono móvil a la vez que lo usa para ver películas o usar apps para jugar, el teléfono móvil cargará más lento. Por el contrario, llamar por teléfono o enviar mensajes de texto solo tiene un efecto insignificante sobre la velocidad de carga.

  • ¿Por qué mi teléfono móvil carga tan lento?

    Su teléfono móvil no cargará lento solo si la batería se ha quedado vieja. La causa puede estar, entre otras cosas, en un cable de carga o una fuente de alimentación averiados, que suministran una corriente de carga demasiado escasa. Compruebe si puede suspender apps que consuman excesiva corriente.

  • ¿Cómo cargar mi móvil más rápido?

    Su teléfono móvil se carga más rápido cuando lo conecta con una fuente de alimentación en un enchufe, en lugar de cargarlo en el puerto USB del ordenador, que suministra mucha menos corriente. Durante la carga, utilice el teléfono móvil lo menos posible (ver películas y jugar consumen una cantidad especialmente grande de corriente). Lo que más ayuda es poner el teléfono móvil en modo avión o desactivarlo durante la carga. En nuestro artículo «Cargar el teléfono móvil rápido» encontrará muchos más consejos.

Hardware: compruebe sus dispositivos

Si su teléfono móvil carga lento, la causa puede ser tanto un accesorio de carga averiado o inadecuado como un conector de carga sucio. Empiece por estas tres causas del problema fáciles de reconocer cuando se dé cuenta de que su teléfono móvil carga lento:

Un cable de carga dañado cuelga del bolso.

¿Avería del cable de carga o la fuente de alimentación?

Compruebe si el cable de carga y el cargador están en buen estado, conectando el cable de carga en primer lugar a otro cargador. Si ahora la batería carga más rápido, su fuente de alimentación está probablemente averiada o no está equipada con una potencia de carga de suficientes vatios. Haga la prueba también con otro cable: si así aumenta la velocidad de carga, su primer cable de carga está dañado. Es posible que se haya doblado en algún punto. Con esta prueba puede ver de inmediato si el conector de carga del teléfono móvil tiene algún contacto flojo, por el que siempre se interrumpe el proceso de carga. También hace que su smartphone cargue más lento.

Accesorio «erróneo»: lo que ocurre con la corriente de carga

Es posible que su teléfono móvil cargue lento porque la fuente de alimentación conectada no suministra suficiente corriente de carga. En las indicaciones del fabricante encontrará con cuántos amperios debe cargar su smartphone. En la fuente de alimentación, compruebe bajo Output la indicación de amperios. Los teléfonos móviles más recientes son compatibles también con tecnologías de carga rápida y requieren una corriente de carga de hasta 5 amperios. Si su cargador solo suministra 1 amperio, el teléfono móvil cargará muy lento.

Si carga su teléfono móvil en el puerto USB de un ordenador, por otra parte, la batería solo recibe un abastecimiento de 500 - 900 miliamperios: su teléfono móvil cargará muy lento. En cualquier caso, el teléfono móvil se cargará más rápido con un cargador conectado a un enchufe. Por cierto, la preocupación de que un cargador demasiado potente puede sobrecargar la batería es infundada: cada teléfono móvil tiene una función de seguridad programada, que se encarga de que la batería solo reciba la corriente que permita la programación.

El conector de carga se limpia con un cepillo de dientes.

Limpiar el puerto USB

Un puerto USB sucio puede asimismo contribuir a que un teléfono móvil cargue lento. Especialmente si lleva su teléfono móvil sin funda en el bolsillo del pantalón o en el bolso, el polvo y las pelusas de la ropa llegan con facilidad a los puntos de contacto del conector de carga. En primer lugar, ilumine la abertura con una linterna para comprobar si hay suciedad en ella. Importante: apague primero el teléfono móvil y luego sople o limpie cuidadosamente los contactos, por ejemplo, con un cepillo de dientes. Desaconsejamos usar objetos afilados como los palillos, porque pueden dañar los contactos.

El teléfono móvil carga lento: Causas relacionadas con el software

También durante la carga se actualizan algunas apps continuamente en segundo plano, y consumen gran cantidad de energía innecesariamente. La consecuencia: el teléfono móvil carga lento. Entre los causantes están especialmente las apps de redes sociales, que rastrean de forma continua las actividades del navegador, o las apps que utilizan servicios de localización. La permanente actualización en segundo plano de apps se puede desactivar antes de la carga, entre otros, en los teléfonos móviles Samsung y iPhone (véase Samsung carga lento y iPhone carga lento).

En los ajustes de su teléfono móvil puede averiguar qué apps consumen mucha corriente. Si su teléfono móvil Samsung carga lento, vale la pena consultar el consumo de energía de apps individuales bajo el punto «Batería». Una vez identificadas ahí las apps devoradoras de energía que no necesita en absoluto o casi nada, debería desinstalarlas. Proceda de igual manera si su iPhone carga lento. También aquí la función se oculta en los ajustes, bajo el punto «Batería».

Su propio comportamiento como usuario puede asimismo contribuir a que el teléfono móvil cargue lento. Si carga el teléfono móvil a la vez que lo usa para ver películas o usar apps para jugar, la velocidad de carga será menor.

Un ritual de ahorro energético antes de la carga del smartphone al que podría acostumbrarse es cerrar todas las aplicaciones aún abiertas que haya ido acumulando durante el día.

Una persona juega con su teléfono móvil.

El teléfono móvil no carga para nada; ¿qué hacer?

También si su teléfono móvil no solo carga lento, sino que ya no carga para nada, la batería no tiene por qué estar vieja o estropeada. Si tiene este problema, compruebe también si el cable de carga y la fuente de alimentación están en buen estado, y retire la suciedad del puerto USB. ¿El enchufe suministra realmente corriente? En ocasiones ayuda reiniciar el teléfono móvil.

Cuando la batería del teléfono móvil se vacía por completo y, en consecuencia, el teléfono móvil se apaga, la batería necesita algunos minutos para «despertarse» al conectarla al cargador. Necesitará un poco de paciencia.

Sabrá si la batería del teléfono móvil está efectivamente estropeada por los siguientes indicios:

  • La batería ya no se carga por completo.
  • La batería se ha descargado profundamente y ya no se puede recargar ni siquiera durante la noche.
  • La batería del teléfono móvil se descarga con una rapidez inusual o cae súbitamente desde el 50 %.
  • La batería se curva y/o se calienta anormalmente.

Si tiene estos problemas, debería hacer que el fabricante o un servicio de reparaciones compruebe si se puede arreglar la batería o debe sustituirse. Especialmente en caso de que la batería esté hinchada, hay que darse prisa, dado que esto puede provocar daños irreparables en el teléfono móvil y, en el peor de los casos, puede incluso explotar.