Internet Explorer is no longer supported

Please use a current browser!

Retirar un cristal templado

¿Desea retirar un cristal templado? Le mostramos cómo puede soltar el protector de pantalla de su teléfono móvil y retirarlo sin dejar rastros.

6 minutos de lectura

De un vistazo: Retirar el cristal templado

  • El cristal templado se puede retirar a mano
  • Para ello hay que calentar el cristal templado a fin de soltar el adhesivo
  • Levantar el cristal templado y retirarlo uniformemente
  • Se puede usar la uña, un palillo y una tarjeta de crédito para levantar y retirar el cristal templado
  • Reemplazar pronto el cristal templado que se ha retirado para garantizar la mejor protección de pantalla posible
  • Primero, retirar por completo el protector de pantalla y colocar de nuevo el cristal templado, en caso de que no se consiga la alineación manual al primer intento

Retirar un cristal templado: Se hace así

Si desea retirar un cristal templado del teléfono móvil, puede conseguirlo en pocos pasos. Para esto no importa si desea quitar el cristal templado de un smartphone Android o de un iPhone.

Existen fundamentalmente dos tipos de sujeción del cristal templado a la pantalla. En la mayoría de los casos es electrostática, con lo que puede empezar ya.

Sin embargo, algunos modelos de cristal templado se sujetan con la ayuda de un adhesivo especial. Si desea desprender del teléfono móvil un cristal templado de ese tipo sin complicaciones, debería tratar previamente el adhesivo con calor. Para ello, la mejor opción es un secador. Póngalo a la mínima potencia y caliente el protector de pantalla durante unos 20 a 30 segundos. Así el adhesivo se volverá elástico y se podrá desprender el cristal templado con más facilidad.

En caso de no tener un secador a mano, sostenga su teléfono móvil durante poco tiempo y a una distancia suficiente sobre un horno caliente o un fogón caliente, para que el calor pueda calentar ligeramente el aparato.

Precaución: En ningún caso caliente demasiado tiempo su teléfono móvil. Una exposición al calor demasiado fuerte puede dañar su smartphone.

Retirar un cristal templado con la uña

  • Paso 1: Levantar el cristal templado

    Si desea retirar un cristal templado fijado con adhesivo, caliente el adhesivo como se ha descrito antes. En cuanto está preparado el adhesivo, puede retirar el cristal templado. Si la sujeción de su cristal templado es electrostática, no necesita hacer nada previamente, sino que puede retirar directamente el cristal templado.

    Para ello, levante el protector de pantalla por una esquina con la uña. ¿No lo consigue a la primera? Entonces, lo mejor es que lo intente en cada esquina. Especialmente en los modelos con adhesivo, el compuesto adhesivo suele soltarse mejor en una esquina determinada. Si todavía no se puede retirar el cristal templado, caliente de nuevo el adhesivo con el secador.

  • Paso 2: Aflojar con cuidado el cristal templado

    Tras levantar una esquina, deslice el dedo con cuidado por debajo del cristal templado. Proceda con cautela para que no se rompa. Y es que, en efecto, no está retirando una lámina de cristal templado elástica, sino un cristal rígido y fino que, si se maneja de modo inadecuado, puede romperse con facilidad. El magnífico efecto protector y la estabilidad solo surten efecto cuando está fijo sobre la pantalla.

  • Paso 3: Extraer el cristal templado

    Ahora puede retirar por completo el cristal templado, extrayéndolo uniformemente. Proceda también para esto con extremo cuidado para no dañar el protector de pantalla. Si se le rompe el cristal templado al retirarlo, continúe con los pedazos de cristal restantes hasta que haya podido quitar el cristal protector al completo.

Soltar el cristal templado con un palillo y una tarjeta de crédito

  • Paso 1: Levantar el cristal templado

    En caso de que su cristal templado se sujete mediante adhesivo, comience calentando el adhesivo como se ha descrito antes. Si el adhesivo ha quedado suficientemente flexible con el calentamiento, puede empezar. En caso de que su cristal templado tenga una sujeción electrostática, no necesita preparar nada más con anterioridad, sino que puede comenzar directamente.

    Utilice un palillo para levantar el cristal templado por una esquina. Intente conseguir un buen ángulo, lo bastante vertical para no resbalar, pero también lo bastante horizontal para deslizar el palillo bajo el protector de pantalla, para a continuación retirar el cristal templado.

  • Paso 2: Soltar el cristal templado por los bordes

    En cuanto haya deslizado el palillo bajo el cristal templado, suelte el cristal templado con los dedos por todos los bordes de la pantalla. Este paso requiere mucha delicadeza para no dañar el cristal templado. Por ello, tómese su tiempo y proceda con extremo cuidado.

  • Paso 3: Retirar el cristal templado

    Coja como segunda herramienta una tarjeta de crédito y deslícela en el hueco para retirar por completo el cristal templado. Para esto, proceda asimismo con cautela para no dañar el cristal templado. En caso de que se le rompa el cristal protector o desee desprender un cristal templado que ya estaba roto, vaya trozo a trozo de esta forma, hasta que haya podido retirar por completo todos los fragmentos del cristal templado.

Retirar y reutilizar un cristal templado

Justo después de colocar un cristal templado como deseaba, si el primer intento no ha tenido el resultado esperado, es necesario retirar de nuevo el cristal templado. Un cristal templado recién colocado se puede instalar otra vez si se retira con cuidado. En el caso del cristal templado que se adhiere a la pantalla por medio de un adhesivo, este todavía no se ha endurecido justo después de la instalación. Puede colocarlo de nuevo sin problemas.

Aun así, procure en todo caso que no haya motas de polvo entre el cristal templado y la pantalla durante la nueva instalación. Si le gustaría colocar el cristal templado con una alineación óptima en unos instantes, le recomendamos el protector de pantalla con adaptador Easy-On® de Hama.

El cristal templado y la lámina se diferencian en lo que respecta a retirarlos y volver a colocarlos. Mientras que es sumamente difícil volver a colocar una lámina protectora para la pantalla, el cristal templado permite una reutilización fácil en comparación. Le mostramos en detalle las diferencias entre los protectores de pantalla en el asesor Cristal templado o lámina.